6 Cosas que crees que son dog-friendly y no lo son

 header_post_nodogfriendly_dv

Si te estás planteando unir a la tendencia de "negocios dog-friendly" o ya estás practicándolo, debes conocer 6 cosas que tal vez creas que son dog-friendly, pero que definitivamente no lo son. 

La comunidad perruna es agradecida y fiel a los sitios que les permiten disfrutar de experiencias positivas junto a sus perretes. Pero es igual de "poco fiel" con negocios que intentan sumarse a esta tendencia sin entender realmente lo que necesita o busca un cliente con perro.

Aquí te ayudamos a evitar malas experiencias o crisis de reputación, mostrándote 6 actuaciones que son "cuestionables" para tu estrategia dog-friendly.


6 ACTUACIONES QUE CREES QUE SON DOG-FRIENDLY, PERO NO LO SON.

1 - OFRECEMOS UN GANCHO O "PARKING" PARA PERROS a la entrada de nuestros establecimientos. Ser dog-friendly significa que el perro puede permanecer al lado de su humano en todo momento. De hecho, es así cuando el perro está más tranquilo y seguro. Dejarle sólo en una zona de paso, con personas que pueden acercarse e incluso con otros perros, puede ser un foco de problemas y sustos porque puede llegar a sentirse amenazado y mostrarse agresivo. Por el contrario, al lado de su humano se siente seguro y relajado. 

estacionamiento-para-mascotas1"Aparcamiento para mascotas" en Ikea Alemania. ¿Es esto ser dog-friendly? En Dog Vivant creemos que no, y menos porque el tiempo que suele emplearse en una visita a una tienda de muebles suele ser muy largo.

Podrías plantearte esta opción, porque es cierto que hay personas que prefieren que el perro les espere fuera mientras hacen los recados, pero teniendo en cuenta que es más apropiada compras o visitas cortas y que el humano pueda vigilar al perro desde dentro.

Sin embargo, sí es un posicionamiento dog-friendly en negocios de venta de alimentos, tales como panaderías, supermercados, fruterías... ya que la ley prohíbe el acceso de perros a estos establecimientos. Y facilitando un gancho para la correa en la entrada, ofreces un servicio de cortesía a aquellos clientes con perro que te visiten, demostrando que se les tiene en cuenta.

2 - TENEMOS UN SITIO ESPECIAL PARA ELLOS. Puede parecerte la mejor idea del mundo ofrecer un espacio específico para el perro, pero la realidad es que lo que estás ofreciendo es “separarle” de su familia.
Casetas en el exterior de un hotel, zonas para “atarle” en el jardín interior de un restaurante… no son buenas opciones para que tus clientes ni sus perretes. El perro estando solo en un lugar desconocido se angustia, y si en ese espacio se juntan más perros, peor aún.

3 - ADMITO CLIENTES CON PERRO SI NO LE IMPORTA AL RESTO DE CLIENTES. Si un perro entra con su humano a un local de acceso público, con correa, tranquilo... debería ser aceptado "con garantías" en cualquier lugar "autoproclamado" como dog-friendly. No es muy adecuado condicionarlo a que haya que preguntar previamente si molesta a otros clientes. Otra cosa es si va suelto, si ladra o si está muy inquieto. Eso ya son normas de convivencia que todo cliente debe cumplir, vaya con perro o sin perro.

4 - MI EQUIPO NO DEJA DE ACHUCHAR A TODOS LOS PERROS QUE ENTRAN.  El equipo debe entender cómo tratar a un cliente con perro. Está genial tener un guiño al entrar, reforzar la idea de que son bienvenidos con perro (porque lamentablemente todavía entramos con cierto complejo de estar haciendo algo mal a determinados sitios de acceso público). Pero una "entrega excesiva", unida al desconocimiento sobre cómo relacionarse con los perros, puede conllevar malas experiencias. A los perros no les gusta en general, que se les acerque un desconocido de forma brusca, acercando la mano desde arriba para tocarles, en un sitio que no conocen y que seguramente les haga estar alerta porque hay ruido, olores diferentes... De la misma forma, si quieres darle una chuche o algo de comer, siempre pregunta antes a su responsable. Una pequeña formación al equipo nunca viene mal, te evitarías problemas desagradables y mejorará la experiencia de tus clientes.

5 -  DEJO ENTRAR, PERO EN LOS "PEORES SITIOS". Es normal que haya limitaciones o servicios a los que tus clientes con perro no puedan acceder (zona de spa, zona no dog-friendly del restaurante...), pero lo que no es dog-friendly es ofrecer las peores instalaciones a este público (habitaciones más viejas, comedor menos cuidado, zona minúscula de un comercio...). Esto hará que tu cliente se sienta tratado como un cliente de segunda y no ayudará a tu reputación dog-friendly. Por supuesto, puedes tener zonas diferentes para que otros clientes a los que no les gustan los animales puedan estar a gusto sin compartir espacio, pero procura que se respire un ambiente "similar".

6 - SÓLO PERMITO PERROS QUE SE PUEDAN LLEVAR EN BRAZOS. En Dog Vivant sabemos que el tamaño no afecta a la "educación" y comportamiento del perro. Hay perros grandes que son "alfombras", y perros pequeños que son como guindillas. Sin embargo, entendemos que en el proceso de transición a ser 100% "dog-friendly", muchos negocios pueden sentirse más cómodos limitando el tamaño. Si bien es cierto que viajar con un perrete pequeño es más sencillo que con un grandullón de 50 kilos, cada vez más negocios se van abriendo, poco a poco a permitir clientes con perro de tamaño mediano y grande. Si la transición tiene que pasar por poner una limitación de tamaño al comienzo, bienvenido sea. La mayoría, una vez que prueban con perros pequeñajos, verán que la experiencia es positiva y tarde o temprano, quitarán la limitación de tamaño. Eso sí, tiene que haber un mínimo de tamaño admitido, no es considerado dog-friendly aceptar sólo aquellos que vayan "en bolsos y no toquen el suelo".


La comunidad perruna es muy entregada, pero quiere ser tratada como un cliente con plenos derechos y no sentir que le están haciendo un favor continuamente. Por ello, te recomendamos que, si tu actitud no es realmente dog-friendly, no te presentes como tal, ya que puedes generar frustración, malas experiencias y una crisis de reputación en esta comunidad.

Estos son contenidos generales, si quieres saber si tu negocio es dog-friendly prueba a realizar este autotest. En menos de 5 minutos sabrás si eres un negocio GUAU!

Versiones para alojamientos turísticos, restaurantes, comercios y atracciones turísticas

Acceder al autotest dog-friendly


 

¿Conoces los servicios de la certificación Dog Vivant?

Trabaja más y mejor con el segmento dog-friendly. >> Ver más

fases-serv-ESIVO

Próximos Eventos

  1. Curso en grupo de Educación Canina, Vitoria

    septiembre 19//8:00 am - diciembre 19//5:00 pm
  2. Noviembre en Coherencia EcoBar, Ponferrada

    noviembre 1//8:00 am - noviembre 30//5:00 pm
  3. Liga Nacional de perros detectores “Copa Amarok”, Muskiz

    diciembre 1//9:00 am - diciembre 2//1:30 pm

Ver Todo Eventos

Iniciativa Solidaria “Euskadi Turismo”

Si eres una asociación protectora de Euskadi, consigue tu kit de Merchandising Solidario Doggy Etorri! Bienvenidogs! Euskadi Solidario

¿Quieres ser embajador #dogvivant?

¡Premiamos tus recomendaciones! Embajadores Ddogvivant