Consejos para la convivencia en restaurantes, bares y cafeterías dog-friendly

SHTT_perro terraza_Dog Vivant

¿Quieres dar la bienvenida a clientes con perro en tu bar y no sabes cómo reaccionarán el resto de clientes?, ¿no tienes claro si es legal dejar entrar a perros en tu restaurante?, ¿ya lo haces pero te ha surgido algún problema de convivencia? Descubre en este artículo 10 consejos que mejorarán la experiencia de tus clientes con perro, y sin perro en tu local.  

10 consejos para convertir tu bar, restaurante o café en un espacio de dogvivencia

Ser dog-friendly es mucho más que "dejar pasar" clientes con perro. Tiene que ser una decisión consciente y consensuada  con todo tu equipo, y tenéis que definir y comunicar unas normas de forma clara y sencilla. Así, vuestra apuesta dog-friendly será todo un éxito y evitaréis situaciones tensas y clientes contrariados. 

ORGANIZACIÓN DEL ESPACIO


1. En el caso de restaurantes con sistema de reserva, una opción a considerar es pedir que avisen en la reserva si alguno de los "comensales" es un cuatropatas. Así, podréis controlar el número máximo de perros en el local. 

2. A la hora de distribuir las mesas, evita colocar a clientes con perro en zonas de paso, muy cerca de otros perros o cerca de cocina o servicios donde suele haber más actividad de personas. Así evitarás que el perro esté alerta continuamente y sus humanos te lo agradecerán. Tampoco les pongas cerca de altavoces encendidos, a los perros no les gusta los ruidos altos. De la misma forma, si recibes una reserva con perro y tenéis programado música en directo, por ejemplo, avísales porque tal vez no es el mejor día para acudir con perro. 

3. Si tu local cuenta con varios espacios separados, puedes crear una zona dog-friendly, así siempre tendrás una zona disponible para aquellos que no les guste la compañía perruna en mesas cercanas. Eso sí, que ambas zonas sean de "calidad" similar. No hay nada más desagradable para un cliente con perro que se le lleve a un espacio "peor"... sólo porque va con su perro. 

4. Ten en cuenta que para tus visitantes perrunos las mesas bajas son más cómodas que las altas. Permiten estar más cerca del perro en caso de que haya que calmarle, y el perro sentirá más cerca a su mano, así que estará más cómodo. Sea como sea piensa siempre que el perro tenga hueco para "acurrucarse" debajo de la mesa, a los pies de sus humanos en un espacio que no sea de paso, como hemos dicho antes. 

interior_restaurante_dogvivant


¿UN DETALLE PARA EL PERRETE?


5. Agua fresca:, ¡siempre! Seguramente los perretes llegarán a tu restaurante después de un largo paseo por los alrededores. Ofrecerles un bebedero con agua fresca es un gesto muy sencillo que sus humanos agradecerán sin dudar. Puedes sacarlo a la mesa de los clientes que te visiten con perro o tenerlo en la entrada del establecimiento. Si lo tienes siempre disponible, recuerda limpiarlo y rellenarlo con asiduidad. Tener un bebedero sucio, desatendido, vacío... es peor que no tenerlo. 

6. ¿Aperitivo perruno? Parece que darle una chuche o un trozo de jamón a los perros que te visiten es el detalle perfecto. Pero antes de ir con semejante manjar a su mesa, es preferible que lo consultes con sus humanos. Hay perros que se "activan" cuando les dan algo de comer y comienzan a pedir más comida, a veces ladrando o incluso gimoteando. Si este es el caso, siempre puedes dárselo al salir. Respecto a qué podéis darles, las chuches caninas son siempre una apuesta segura. Si es comida para humanos, piensa que las cosas con mucha sal o con azúcar no son las más adecuadas. Otra vez, siempre es mejor preguntar a sus humanos ya que hay perros que no deben comer más que su alimento habitual, o tienen intolerancias o alergias. 

NORMATIVA LEGAL Y PAUTAS DE CONVIVENCIA

7. Infórmate sobre la normativa de acceso de animales a tu local. La Normativa nacional de Sanidad que aplica en estos establecimientos (tanto el Reglamento (CE) nº 852/2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios como el Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre, por el 

Athos El Chucho Cerveceroque se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas) prohíbe la presencia de animales en zonas de elaboración, manipulación, almacenamiento, envasado o venta de alimentos, pero NO en zonas de consumo o degustación.

Este último punto se deja a decisión de autoridades locales, y en algunos casos podemos encontrarnos restricciones en las ordenanzas de tenencia de animales, en la sección "acceso a espacios públicos" o "prohibiciones": Recomendamos tener localizada e impresa la normativa de tu municipio, ya que lamentablemente hay casos de gente a la que todavía le molesta la mera presencia de un perro en un bar o un restaurante y que cree que está prohibido.

Si algún cliente te traslada esta información, recomendamos mostrarle la información e indicarle que te indique en qué normativa encuentra tal prohibición. Si tienes dudas sobre cómo interpretar la normativa de tu municipio, puedes consultar al propio ayuntamiento, a las asociaciones profesionales con las que trabajes o si prefieres, consulta a Dog Vivant. 

8. Una vez tengas claro todas las normas dog-friendly de tu negocio (espacios disponibles, posibles limitaciones de número de perros...) asegúrate de que estas sencillas reglas de convivencia estén visibles en tu local, a ser posible a la entrada y en tus canales digitales (web, redes sociales)...Así, todos los que están pensando en visitarte tienen toda la información necesaria y evitarás malos entendidos en tu local. 

Descarga decálogo de convivencia para locales dog-friendly

DECALOGO BRC

9. Busca redes y comunidades dog-friendly y únete a ellas. Además de visibilidad, te ayudarán a organizar esta política dog-friendly. También conocerás experiencias de otros bares o restaurantes que te ayudarán a convertirte en un local dog-friendly de referencia.

10. Para terminar, queremos insistir en que en un bar dog-friendly, los perros son más que bienvenidos, pero siempre con correa. El perro siempre tiene que estar cerca de su humano y no acercarse a otras personas, salvo que éstas muestren un interés activo. Aunque la correa es una obligación legal en estos espacios, es interesante recordarlo sobre todo en bares, restaurantes o cafeterías dog-friendly con terrazas amplias, jardines... Los perros sueltos pueden ir a las mesas de alrededor, interponerse en el camino de los camareros... y más si hay comida de por medio. Por no hablar de soltarles en un jardín. Los perros no saben diferenciar un jardín de un restaurante de un "pipican", así que somos los humanos los que tenemos que hacernos cargo de la situación y el momento. 


 Ser dog-friendly no significa que todo vale. Como en cualquier situación, si hay comportamientos  irresponsables que van contra el disfrute y tranquilidad de otros comensales, no deberían tolerarse. De la misma forma que tampoco debería ser motivo de molestia la mera presencia de un perro tranquilo, educado, con correa, en una mesa próxima. 

Con sentido común, unas normas claras y respeto por todos, la experiencia dog-friendly puede llegar a ser maravillosa para todos.

Si quieres compartir tu experiencia en tu local dog-friendly, puedes comentar a continuación.

 

¿Conoces los servicios de la certificación Dog Vivant?

Trabaja más y mejor con el segmento dog-friendly. >> Ver más

fases-serv-ESIVO

Próximos Eventos

  1. Curso en grupo de Educación Canina, Vitoria

    septiembre 19//8:00 am - diciembre 19//5:00 pm
  2. Noviembre en Coherencia EcoBar, Ponferrada

    noviembre 1//8:00 am - noviembre 30//5:00 pm
  3. Liga Nacional de perros detectores “Copa Amarok”, Muskiz

    diciembre 1//9:00 am - diciembre 2//1:30 pm

Ver Todo Eventos

Iniciativa Solidaria “Euskadi Turismo”

Si eres una asociación protectora de Euskadi, consigue tu kit de Merchandising Solidario Doggy Etorri! Bienvenidogs! Euskadi Solidario

¿Quieres ser embajador #dogvivant?

¡Premiamos tus recomendaciones! Embajadores Ddogvivant